Esquí

Casa rural cerca de la estación de esquí de Sierra Nevada

Uno de los alicientes principales de nuestra casa rural en Granada es la proximidad a la estación de esquí de Sierra Nevada. El pico del Veleta lo tenemos justo en frente de la casa y desde la terraza podremos observar una vista imponente. Pero en este artículo no trata de nuestra casa rural Granada, sino del origen del deporte blanco por excelencia: el esquí.

esquí Sierra Nevada, Granada
La cercanía de la estación de esquí de Sierra Nevada es uno de los principales atractivos de nuestra casa rural en Granada


Los esquís eran poco menos que desconocidos en España hasta comienzos del siglo XX. Sólo los muy viajeros al extranjero, en particular a los países nórdicos, tenían alguna referencia de aquel medio fácil y curioso para deslizarse cómodamente por la nieve. Se ignora, claro está, el nombre del inventor del primer par de esquís, del mismo modo que tampoco se conoce el nombre del inventor de la rueda. Pero, gracias a vestigios históricos diversos, sabemos que el uso del esquí, en los países escandinavos y en Laponia, se remonta a épocas muy remotas. El termino esquí proviene de la palabra escandinava “ski” que significa “tronco cortado” en noruego. En 1908 se esquió por primera vez en España. Lo hizo un grupo de aficionados, en las nieves de los Rasgos de Peguera, cerca de Berga, en la provincia de Barcelona. En 1925, se inauguró la primera estación de deportes de invierno española en la Molina, en el Pirineo. Para entonces, ya eran también relativamente frecuentes algunos incipientes esquiadores en la montaña frente a la cual se encuentra situada nuestra casa rural Granada. El 6 de agosto de 1907, se había dicho la primera misa en las alturas del Veleta. En 1912, se constituía la sociedad «Sierra Nevada», otro paso más, y de gran importancia, para el conocimiento, la promoción y la divulgación de la Sierra. Pronto la semilla cundió y empezaron a verse animosos excursionistas, que se tiznaban la cara con corcho quemado para evitar los estragos del fuerte sol en la piel. En 1919, Julio Quesada Cañaveral y Piédrola, el duque de San Pedro de Galatino, que invertía una cuantiosa fortuna en la ejecución del tranvía a Sierra Nevada, hizo construir un hotel al término de la línea, conocido como el Hotel del Duque. Fue otro impulso más para la Sierra granadina. Como lo fue el tranvía, puesto en marcha en 1925, con un recorrido pintoresco al máximo, de dieciocho kilómetros, desde Granada hasta Maitena, a mil metros de altitud, por bellísimos parajes del Valle del Genil. Luego la línea tendría varias ampliaciones hasta llegar al mismo barranco de San Juan, hoy junto a la pista del Águila de la estación de esquí. El tranvía cerró definitivamente el 20 de enero de 1974 debido entre otras cosas a que parte de su recorrido sería inundado por el actual embalse de Canales, uno de los que abastece de agua a la ciudad de Granada.

Por Jose Granada

Un pensamiento sobre “Esquí”